“La carta”

Estimada Miren:

Hoy te echo tanto de menos que, aunque no estés tan cerca como lo estuviste en el pasado, sería feliz con sólo verte. Sabes que soy demasiado introvertido como para salir a la calle y hacer amigos, que a ti siempre se te dio bien el conocer gente, amiga. Ahora intento buscar algo más que mi trabajo y mi casa, pero no encuentro forma de hacerlo. Ya lo conseguiré, pero sabes como soy.

Recuerdo que dijiste que siempre fui una persona que se ocultaba detrás de un papel y un bolígrafo, que tenía demasiados bajones y subidas de estado de ánimo que nunca llegaste a entenderme, que era un chico demasiado complejo a la hora de demostrar sentimientos excepto que pudiera escribirlos y hacerte partícipe de ello.  Espero que no sea tarde  para explicártelo.

Recuerdas los momentos de aquellas tardes en las que me acompañabas, subíamos a mi habitación y mientras yo escribía poemas del amor que profesaba hacia ti, tu me llamabas loco pidiendo que viviéramos el momento. En mi habitación fue donde escribía esos poemas que entraban por tu ventana o aquellas historias que conseguían sacarte una sonrisa, gracias a esa sonrisa que me recordaba el sol, a un cielo terrenal. Un ángel con un nombre especial.

Ahora viene la parte que menos te gustaba, cuando me deprimía y necesitaba estar solo me iba a mi estudio, era mi refugio nuclear situado en el sótano. Allí me daba igual expresar mis problemas, mis miedos y mis lágrimas. Desataba mis nudo interiores en papeles que rara vez llegabas a leer, aunqeu no se me olvidaba tu cara de disgusto en los pocos que leíste. Hay demonios que desconociste y que no han sido capaces de salir de esa habitación defendiéndome de todos ellos con el bic y las libretas cargadas de letras.

Espero que gracias a esta carta comprendas mis cambios de humor y mis variaciones en los diferentes textos porque “las ideas nacen de subir y bajar escaleras” y no hay escalera ni idea más compleja que la propia vida.

Mándale recuerdos a tu familia, en especial a la pequeña Iraide.

Con todo el cariño del mundo y deseándote lo mejor,

Gorka.

________________________________________________________________________________

Nota: Esta carta surgió de una conversación entre Camaché (David Silva) y micromios (Carme Sales) buscando una historia basada en una frase: “las ideas surgen de subir y bajar escaleras”. Animaron a todos sus lectres a hacer un relato con esta idea y, casualmente, me animé.

Gracias por la idea.

Anuncios

19 comentarios en ““La carta”

  1. “Las ideas nacen de subir y bajar escaleras” estoy muy de acuerdo. Me ha gustado la reflexión de la carta, a veces necesitamos volver al pasado para seguir con el futuro.
    Salut

  2. Me gusta como vas incursionando en los distintos géneros.
    Me pareció muy bueno este relato devenido en carta, relato que nace de la introspección.
    E insisto: se te da bien la prosa!

    mil besos*

    • Hola Profe:

      Al menos voy intentando probar a escribir de géneros muy variopintos a ver que tal me va.
      La idea nació de micromios y de David Silva ya que la idea principal era “Las ideas nacen de subir y bajar escaleras”, animándonos a sus lectores a hacer un ejercicio con las mismas bases.
      No creo que se me dé tan bien como a ti, David Silva, micromios, Fusa, la chica triste que te hacía reír o Malvada Bruja del Norte, por ejemplo. Por eso intento intentarlo cada vez de forma diferente.

      Un abrazo, Rayuela.

  3. La carta es probablemente mi medio de expresión favorito, lamentablemente todas se las escribo a nadie…
    Buena esta, Emi.
    Saludos.

    • Tus cartas escritas hacia ti (siempre somos alguien) son tu liberación, al igual que a mí me pasa con los poemas.

      Las cartas tienen un romanticismo que, en muchas ocasiones, les falta a un relato o a un poema. Lo veo como una comunicación entre dos recordando la añoranza que siente hacia esa persona o el amor que se profesan.

      Me alegra que te guste.

  4. Siempre me ha gustado escribirle a las personas por las que sentía algo. Con el tiempo lo fui dejando, ahora solo recibo cartas del banco. Tu carta me las recuerda.
    Tambíen participé en el relato de escaleras´, con un diálogo. Otras formas de acercarse a la inquietud que generan.
    Un saludo

    • He intentado buscar tu blog para leer el relato pero no lo he encontrado, Concha.

      La carta podría tener destino, pero es una carta completamente ficticia. Aunque, por suerte aún sigo recibiendo cartas y mandándolas. Me alegra que te recuerde a tus cartas, me hace ilusión saber que se mantiene esta costumbre.

      Un saludo y gracias por pasar.

  5. Pingback: -10 escaleras- « Micromios's Blog

    • Acabo de leer tu historia, Gabriela e impacta que la escalera de cada uno es completamente distinta a la del otro de los 11 relatos que he podido leer.

      Gracias por pasar, g.

  6. Pingback: Una escalera de diez peldaños. « David Silva

  7. Pingback: Escalones para una bella escalera « Emi Eat World

  8. Pingback: 12 escalones. « no entiendo nada.

  9. Los alti-bajos emocionales son unas escaleras que conocemos todos y, como reflejas tan bien en tu carta que difícil resulta subir los peldaños de la escalera del sótano, la de los recuerdos, de la introspección. Una idea de escalera muy original y una carta que le gustaría recibir a cualquier mujer.
    Un saludo y perdona el despiste. Soy muy, pero que muy despistada!

    • Tranquila, puede ser porque cambié el tema de mi blog hace bien poco y resulta lioso a los demás.

      No hay nada peor que estar cerca del cielo y darte de bruces contra el suelo, teniendo que resurgir de tus cenizas de manera demasiado lento, como una tortuga, hasta que consigues ver la luz de nuevo.

      Me alegro de que te guste, Anne.

    • Y en muchas ocasiones tambien nos frena el miedo de que ese sentimiento no sea compartido, de que todo lo sentido se quede en el aire o se pierda en la nada.

      Gracias por pasar, Eliseo.

  10. Pingback: Doce peldaños. « efímero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s