“Una habitación con vistas a un camión”

Triángulos isósceles en los ojos
tez falta de nuevas sensaciones
alma flotante carente de vida.

Seguiré mirando al techo.

Cuatro paredes de un beige marginal,
la cama con un saco de dormir,
enterrado por poesías y prosa.

Hoy dejaré de pensar.

Cambia recuerdos por ilusión,
ilusión residente en Barcelona,
recuerdos estancados en Almería.

Va mi vista cada vez más vidriosa.

Hundido cada ápice de esperanza,
con el teclado en frente de sus dedos,
intentará disecar esas lágrimas.

Pensando demasiado tiempo en ella.

Hará bien en prestar atención
a aquellos que ponen siempre sus hombros,
aquellos que crean y no destruyen.

No tendrá un bello final esta historia.

El cruel tiempo ya no es una mentira,
Mentira es quien visita su cara
nada más pisar la calle Granada.

Y sigo sin saber porqué sonrío.

Anuncios

4 comentarios en ““Una habitación con vistas a un camión”

  1. Y vivo por intentar mejorar en algo, aunque el recuerdo me haga volver a un séptimo con vistas a la calle.

    Me alegro de que te guste, profe.

    Mil gracias y un abrazo.

  2. “Seguiré mirando al techo”

    Él no va a volver, pese a que diga que me llevará siempre en su corazón que me quiere pero no…

    “Seguiré mirando al techo”

    ¿Y si me llamara para decirme que vuelve? ¿Le diría ahora, no?

    “Seguiré mirando al techo”

    ¿A quién pretendo engañar?

    “Hoy dejaré de pensar”

    Genial tu texto, y fíjate,me inspiraste…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s