“Solo, con quinientas personas”

Solo, acompañado de quinientas personas,
una obra de teatro basada en esas canciones,
de mi provincia y de otras, de diferentes zonas
pusieron la garganta junto sus corazones.

Pero solo al notar la ausencia de compañía
al respirar un aire vetado, sin amigos,
aunque “infinito” me provocó algo de alegria
todas esas canciones eran recuerdos vivos.

Darle las gracias a un proyecto inimaginable,
a Michael Ende por gestar aquella tortuga
pinta cordura en una historia interminable,
al impulsismo de ese batería en su fuga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s